La confianza ciega en “La Ciencia” está haciendo que una compañía farmacéutica (Purdue) se forre, y que miles de personas se conviertan en adictas a la heroina y mueran. Por ahora esto ocurre en EUA, pero Purdue está extendiendo su mercado a todo el mundo (excepto Europa, Australia..).

Muchas personas son conscientes de la tendencia a la adicción a las drogas recetadas en los Estados Unidos. Para muchos, se considera más aceptable que el abuso de drogas callejeras porque el medicamento puede obtenerse con el permiso de un médico. El abuso de medicamentos recetados no tiene el mismo estigma que otras drogas duras, sin embargo, se cobra más vidas que todas las otras drogas ilícitas combinadas. Según el Centro de Estadísticas y Calidad de la Salud del Comportamiento, casi cuatro de cada cinco personas que usan heroína comenzaron con analgésicos recetados. Irónicamente, un intento de obstaculizar el abuso excesivo del popular opioide recetado OxyContin ha causado un aumento en la cantidad de personas que cambian a la heroína.

Purdue Pharma, el fabricante de Oxycontin que algunos han culpado por la epidemia de adicciones a analgésicos opiáceos, ha patentado un medicamento destinado a reducir esos trastornos.

El nuevo fármaco anti-adicción es una forma de buprenorfina de acción rápida, que ayuda a controlar las adicciones de drogas. Prescrito previamente en tabletas o tiras de disolución rápida, la versión de Purdue viene en una “oblea” que se disuelve en solo unos segundos. Richard Sackler, miembro del directorio de Purdue, figura como uno de los inventores de la patente, dijo CBS. La familia Sackler controla a Purdue.

El anuncio se produce mientras Purdue se encuentra en medio de numerosas demandas de estados que acusan a la compañía de ayudar a crear la crisis de adicción a opiáceos. En una demanda, el fiscal general de Massachusetts acusó a Purdue de un “esquema mortal y engañoso para vender opiáceos”. Purdue y la familia Sackler niegan las acusaciones.

Un artículo sobre el tema, y otro artículo sobre el tema.