La cadena inquebrantable de la confianza:

  1. un científico decide investigar el efecto de un alimento en el cuerpo humano.. y lo hace sin razón aparente, con el dinero que tiene en el bolsillo y dispuesto a publicar los resultados (sean cuales sean)
  2. un medio de comunicación decide publicar los resultados del estudio científico, y lo hace por su compromiso con la verdad, sin recibir ningún pago, y sea cual sea el resultado del estudio
  3. un consumidor lee atentamente el estudio publicado, y una vez que lo ha contrastado decide comprar (o no) ése alimento, basándose únicamente en el efecto que ése producto tendrá en su salud
  4. el consumidor monta en su unicornio y cabalga hasta el Eroski más cercano, compra su producto y el cuento se acabó

La cadena verdadera de la confianza:

  1. Coca-Cola le paga a la ciencia (en general) para que diga que su bebida es muy buena
  2. La ciencia se pasa su código deontológico por el forro, coge el dinero y publica los estudios científicos que Coca-Cola le ha dictado
  3. Los medios de comunicación publican al mismo tiempo un anuncio de Coca-Cola y una estudio científico que afirma que beber Coca-Cola no causa diabetes. Reciben un pago por hacer esto, lógicamente
  4. Un consumidor lee el artículo, vé el anuncio y sin pensárselo dos veces sigue comprando Coca-Cola como ha hecho siempre, sin preocuparse por su salud porque la ciencia dice que todo está bien.

Coca-Cola entregó ocho millones de euros a decenas de organizaciones científicas y médicas españolas entre 2010 y 2017, según los datos de la propia compañía. Las que más dinero recibieron fueron la Fundación Iberoamericana de Nutrición (835 mil euros), la Fundación Española Del Corazón (640 mil euros) y la Fundación Española de Nutrición (567 mil euros). También aparece en la lista la Fundación SHE (363 mil euros), presidida por el prestigioso cardiólogo Valentín Fuster. Enlace a la noticia

Advertisements