Los máximos representantes de la CIENCIA actual: los fabricantes de medicamentos, son los peores de todos los científicos, no solo por su falta de humanidad, sino por su actitud mafiosa creando campañas publicitarias contra cualquier alternativa o comprando políticos, o creando mega compañías transnacionales como Bayer-Monsanto.

Ellos definen lo que hoy ES la ciencia: una empresa dedicada a ganar dinero por encima de cualquier cosa, fundada sobre ideologías machistas, colonialistas y esencialmente violentas.
Por otro lado están los que defienden “su idea de la ciencia” que es una utopía new age de salvación humana y tierras prometidas.. totalmente desconectada de la triste realidad. Estos son los más inquisitoriales porque compran las campañas manipuladoras de las farmacéuticas, se creen sus mierdas y las defienden como fanáticos desinformados. Creen que sus opiniones son propias a pesar de que coinciden 100% con las líneas editoriales de medios tan despreciados (por ellos mismos) como ABC, El País o El Mundo.

El ganador del Premio Nobel Richard J. Roberts denuncia la forma en la que operan las grandes farmacéuticas dentro del sistema capitalista, anteponiendo los beneficios económicos a la salud y deteniendo el avance científico en la cura de enfermedades porque curar no es tan rentable como la cronicidad.

El ganador del Premio Nobel Richard J. Roberts denuncia la forma en la que operan las grandes farmacéuticas dentro del sistema capitalista, anteponiendo los beneficios económicos a la salud y deteniendo el avance científico en la cura de enfermedades porque curar no es tan rentable como la cronicidad.

Entrevista con Roberts